Shares

¡Felicidades, estás embarazada!

Has comenzado una de las etapas más bonitas e intensas de tu vida.

En un lapso relativamente corto de tiempo (280 días aproximadamente) serás testigo de una de las mas maravillosas transformaciones y milagros de la naturaleza, la generación de una nueva vida.

Será una etapa de muchos cambios y la mejor forma de que puedas cuidarte y cuidar a tu bebé es el que conozcas a detalle cada uno de estos cambios.

Existen muchos recursos disponibles actualmente donde puedes consultar información, pero existe tanta información disponible que nos hemos dado a la tarea de seleccionar y sintetizar la información más importante en este espacio justo para ti.

Mes Previo al Embarazo (para leer da click aquí)

12 feb 15

Primer Trimestre del Embarazo (Mes 1 a 3)

Cuidados durante el Primer Trimestre

Debido a que el cuerpo de la mujer cambia para poder alojar al feto que comienza su desarrollo, ocurren grandes cambios hormonales, que generan los síntomas más característicos del embarazo, como náuseas, vómito y cansancio. Entre los cambios más significativos se encuentran los siguientes:

  • El útero comenzará a expandirse para recibir al feto en desarrollo; pasará de su tamaño original antes del embarazo (dimensión similar a un puño pequeño), al tamaño de una toronja para la semana 6.
  • El crecimiento del útero empujará a la vejiga, lo que resultará en el aumento de la necesidad de orinar.
  • Algunos músculos y ligamentos del bajo abdomen crecerán y se estirarán para soportar el aumento del tamaño del útero; ello desembocará en dolores en la misma área.
  • Los senos crecen, lo que podrá originarte dolores, y en ocasiones la necesidad de un sostén de talla más grande hacia el final del trimestre.
  • La cantidad de sangre en tu organismo habrá aumentado para la séptima semana 10% más que antes del embarazo (y para la última semana del primer trimestre, entre 40 y 45%).

Es importante agendar una cita con el ginecólogo entre la semana 8 y 10 del embarazo para programar el primer ultrasonido, que generalmente se realiza entre la semana 10 y 14. Este ultrasonido no solamente confirmará las semanas de embarazo que lleva, sino que hará saber si estás esperando más de un bebé. Algún ultrasonido podrá programarse antes de esta fecha si presentas situaciones especiales, como dolor, sangrado o si has tenido algún aborto anteriormente.

Los cambios emocionales también están presentes: puede fluctuar de la alegría y la emoción a la ansiedad y el desconcierto. Trata de disfrutar estas primeras semanas lo máximo; estás al inicio de una gran experiencia.

Alimentación

Es importante que dediques tu atención a tu alimentación durante el primer trimestre para conservar tu salud en óptimas condiciones y proveerle al futuro bebé de los nutrientes que necesita. Quizá tengas algunas dificultades con el apetito, pues éste puede disminuir significativamente si presentas náuseas, lo que ocasionará que rechaces algunos alimentos o no los consumas en cantidades suficientes.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda consumir 5 porciones de frutas y verduras al día para llevar una dieta saludable. Si no estás acostumbrada a ingerirlas asiduamente, consume primero las que más te gustan, integrándolas a platillos como desayunos, guisados en la comida o como guarniciones para la cena. Esto ayudará a integrar otras frutas y verduras durante todo el embarazo.

Durante el primer trimestre es crucial el consumo de alimentos con ácido fólico, pues es cuando más se requiere para evitar la posible aparición de espina bífida. Recuerda que el calor en los alimentos destruye estas vitaminas, así que procura consumirlos crudos o al vapor.

A pesar de que podrías tener pocos deseos de comer, trata de no saltarte comidas, ya que es preferible comer varias veces al día que hacer sólo 1 o 2 comidas grandes para toda la jornada. Durante este trimestre no es necesario un consumo extra de calorías, por lo que “comer por dos” no aplica para este trimestre.

A continuación, te presentamos los cambios que ocurren durante el primer trimestre semana a semana.

Para leer, da click en cada semana.

Semana 0

Semana 1

Semana 2

Semana 3

Semana 4

Semana 5

Semana 6

Semana 7

Semana 8

Semana 9

Semana 10

Semana 11

Semana 12

Semana 13

schwanger!!!

Segundo Trimestre del Embarazo (Mes 4 a 6)

Desarrollo del feto

El segundo trimestre comprende desde la semana 14 hasta la semana 27. Durante este periodo el feto crece considerablemente, pasando de 10 cm al inicio del cuarto mes hasta 27 cm al final del segundo trimestre. Ya se habrá desarrollado su esqueleto y la mayoría de sus órganos, tendrá casi por completo la forma de un recién nacido de 9 meses. Si durante este periodo se presentan dificultades en el embarazo, es a partir de la semana 24 que el bebé podría nacer y ser atendido con minuciosos cuidados posteriores.

Para el cuarto mes el cuerpo del feto comenzará a crecer más rápido que su cabeza, se habrá formado el cuello, los dedos comenzarán a separarse de las manos (incluso el feto podría succionar alguno de sus pulgares) y las retinas de los ojos se harán sensibles a la luz. Si bien, algunos de los órganos ya habrán logrado tener su aspecto definitivo, algunos otros, como los riñones y el cerebro, necesitarán aún más tiempo para su formación definitiva, y otros, como los pulmones, no estarán aún en funcionamiento. Otro aspecto importante es la placenta, al término de este mes ya estará desarrollada y permitirá muchas de las funciones vitales del feto, como el aporte de oxígeno, la alimentación y la eliminación de heces.

Para el mes 5 el feto habrá logrado desarrollar motricidad, lo que resultará en movimientos que la madre podrá sentir. Las presiones que el feto ejercerá con sus brazos y piernas (denominadas cariñosamente “patadas”) podrán darse en cualquier momento, ya sea en el día o en la noche.

La nariz y la boca están bien definidas para este mes, así como los rasgos del rostro. El feto podrá fruncir el ceño, el cabello y las pestañas serán perceptibles y se formarán las uñas. Cuando el feto es varón los testículos descenderán del vientre, y si es mujer, la vagina comenzará a formarse.

Entre los cambios más importantes del mes 6 se encuentran el aumento en el movimiento dentro del vientre, la percepción de sonidos gracias a sus orejas, la apertura paulatina de los ojos, el desarrollo de sus cuerdas vocales (aunque no las utilizará hasta que salga del vientre) y el desarrollo del sentido del tacto. Todos los huesos comenzarán a crecer y engrosar progresivamente desde este mes y hasta antes del nacimiento.

Si el bebé por alguno u otra circunstancia tuviera que nacer en este mes, podría sobrevivir, aunque con bajas probabilidades, con minuciosas precauciones de salud.

Cuidados durante el Segundo Trimestre

El segundo trimestre es considerado por muchas madres el trimestre más fácil durante todo el embarazo. El apetito regresará a la normalidad (el mismo que tenía antes del embarazo) e incluso aumentará ligeramente. Aún podrás dormir sin las incomodidades de un vientre demasiado grande; las náuseas y el cansancio será menor y tus niveles de energía y la libido habrán aumentado. Muchas mujeres regresan a una rutina de ejercicio durante este trimestre.

Los cambios físicos no son tantos como en el primer o el tercer trimestre, pero igualmente detectarás algunos:

  • El útero continúa creciendo empujando ligeramente el vientre hacia arriba, mostrando así signos evidentes de embarazo. Este hecho puede generar sentimientos gratos en ti y tu pareja, por lo tanto enfócate en disfrutarlo.
  • A pesar de que falten meses para que nazca tu bebé, podrás haber producido calostro (la primera leche generada por el organismo para alimentar al bebé inmediatamente después de su nacimiento).
  • Puedes presentar tos y resfriados de forma más seguida que antes del embarazo debido a un debilitamiento del sistema inmune. Estos resfriados son relativamente normales y no afectan el desarrollo del feto.

Durante este trimestre, concretamente alrededor de la semana 20, se recomienda realizar el primer ultrasonido con el objetivo de detectar anormalidades de crecimiento o desarrollo del feto, así como para conocer la posición de la placenta. Si bien, las parejas desean ver por primera vez al feto y conocer qué sexo tendrá, es importante recalcar que el ultrasonido es para detectar anormalidades.

Alimentación

A diferencia de los primeros tres meses de embarazo, durante el segundo trimestre disminuyen las náuseas y los ascos. Aunque es probable que los antojos (causados por los cambios hormonales) persistan, es importante recordar que el ceder a ciertos antojos (alimentos fritos, helados, dulces y demás alimentos con bajo aporte nutricional) frecuentemente merman la alimentación del futuro bebé.

Es necesario que el consumo de frutas y verduras continúe durante este trimestre, ya que las probabilidades de enfermarse de tos y gripa son considerables, y tanto frutas como verduras son una importante fuente de antioxidantes, los cuales ayudan a luchar contra las infecciones.

El hambre aumentará durante este trimestre y el feto crecerá de tamaño. Este rápido desarrollo te ocasionará un deseo por consumir alimentos entre comidas, lo cual no es perjudicial de ningún modo, pero deberás vigilar la calidad y la cantidad de colaciones. Prefiere alimentos ricos en vitaminas y minerales (frutas y verduras) sobre aquellos ricos en carbohidratos o grasas (dulces, pasteles, productos fritos), y consume cantidades que te quiten el hambre sin dejarte completamente satisfecha.

Este rápido desarrollo del feto ocasiona un incremento de necesidades calóricas de aproximadamente 340 kilocalorías, siendo éste un cálculo aproximado.

A continuación, te presentamos los cambios que ocurren durante el segundo trimestre semana a semana.

Para leer, da click en cada semana.

Semana 14

Semana 15

Semana 16

Semana 17

Semana 18

Semana 19

Semana 20

Semana 21

Semana 22

Semana 23

Semana 24

Semana 25

Semana 26

Semana 27

segundo trimestre

Tercer trimestre del Embarazo (Mes 7 a 9)

Desarrollo del feto

El tercer trimestre comprende desde la semana 28 hasta la semana 40, aproximadamente. Durante este periodo el feto termina de desarrollarse y prepararse para su gran momento y el de la futura mamá: su nacimiento. El tamaño y peso del feto dependerá sobre todo de factores genéticos y de los cuidados de la madre. Es esta etapa la más emocionante para la pareja, ya que comienzan los preparativos para la llegada del bebé, la planeación para el parto, así como las dudas e incertidumbres de ambos. Es importante recalcar que los cuidados alimenticios de la madre se verán reflejados en la salud del bebé, por lo que es fundamental disfrutar plenamente y tomar conciencia de los cuidados necesarios en esta última etapa, aún con las dificultades que la recta final representa.

Para le mes 7 el feto habrá crecido considerablemente; para finales de este mes medirá entre 40 y 42 cm y pesará entre 1.5 y  2 Kg. Debido al crecimiento, el feto estará ligeramente estrecho en el útero y se moverá continuamente. Del mismo modo su actividad fluctuará entre largos periodos de sueño profundo alternada con largos periodos de vigilia, donde puede estar en reposo o muy activo.

Si el bebé naciera prematuramente en este mes, con los avances médicos actuales, las probabilidades de supervivencia serían altas. Esto, aunque positivo, no es lo ideal, ya que para este mes el cerebro continúa en un rápido desarrollo y los riñones están en su última etapa de formación. Otros órganos como el intestino, el estómago y los pulmones estarán plenamente formados. En este periodo el feto comienza a reaccionar a sonidos del exterior (música, sonidos fuertes) y ya está desarrollando su sentido del gusto.

Para el mes 8 comenzará a acomodarse para el nacimiento, es decir, cabeza abajo y caderas arriba. En algunas ocasiones esto no sucede, entonces los médicos realizan un proceso para su acomodo y así facilitar el parto.

Al final de este mes medirá 47 cm, pesará 2.5 Kg aproximadamente y los pulmones terminan de formarse plenamente. Si bien el feto se desarrolló prácticamente en todos los sentidos, aún continúa su crecimiento, sobre todo en el sistema óseo, lo cual repercutirá en su tamaño y peso.

En el último mes de gestación el bebé habrá desarrollado por completo todos los órganos. Las últimas semanas le servirán al futuro bebé para aumentar de tamaño y de peso, así como fortalecerse para su nacimiento. Algunas partes de su organismo se terminarán de formarse fuera del vientre de la madre, como el cráneo, que terminará de osificar hasta después del parto.

Cuidados durante el Tercer Trimestre

Durante el último trimestre los cambios radican en la expectativa y emociones generadas por el próximo nacimiento del bebé, así como el rápido y excesivo crecimiento del feto y, por consiguiente, del vientre, lo cual traerá consigo algunas incomodidades físicas:

  • Dormir se vuelve una tarea un poco más complicada.
  • Aparecen dolores en la espalda por el aumento de peso del feto. Estos dolores pueden reducirse haciendo ejercicios semanales, teniendo una buena postura (si se está en pie gran parte del día) y evitando cargar cosas pesadas.
  • Tanto pies como manos y tobillos pueden hincharse. Si presentas este problema, lo puedes aminorar consumiendo frecuentemente agua natural en el transcurso del día y disminuyendo el consumo de sal en los alimentos.
  • Alrededor de la semana 33 el bebé puede encajarse en la pelvis como preparación para su nacimiento. Esto deriva, por un lado, en una sensación frecuente por orinar e incomodidades al caminar y, por otro lado, en comodidades al comer y respirar, ya que se libera espacio de pulmones y estómago.

Las últimas semanas del embarazo parecerán las más largas y estresantes del periodo de gestación, más aún si el doctor dio alguna fecha prevista para el embarazo. El estrés radica en el deseo de que el bebé finalmente nazca, y la nostalgia de que el periodo de embarazo y el sentimiento de tener dentro al nuevo integrante de la familia esté por terminar. Es recomendable relajarse en esta etapa. No te prives de salir de paseo con tus amistades o dar alguna vuelta por el parque o centro comercial. Estas actividades no presentan riesgos para el parto.

Alimentación

Este trimestre sentirás más hambre y a diferentes horas sin importar que comas continua y vastamente. Esto es irremediable, durante las últimas semanas el bebé tendrá un rápido crecimiento que requerirá de calorías extras. Sin embargo, esto no significa que deberás comer el doble, ya que estás comiendo por un adulto y por un bebé. El consumo alimenticio de referencia para el tercer trimestre es de 452 kilocalorías extras por día. Éste es un cálculo aproximado que de ninguna manera se pueden generalizar a todas las mujeres.

Una característica en este trimestre es la probabilidad de presentar acidez estomacal o de satisfacerse demasiado después de los alimentos. Para aminorar este problema evita los alimentos muy condimentados y prepara colaciones que pueda almacenar y tener siempre a la mano, así evitarás el consumo de productos chatarra. Estas colaciones pueden ser verduras o frutas picadas y frutos secos.

Llevar una alimentación balanceada y suficiente asegurará los nutrientes necesarios para esta última etapa de gestación. Algunos compuestos son indispensables en estos últimos meses, como la vitamina K, que si bien no es tan importante como las demás vitaminas, es trascendental en esta etapa para ayudar a la coagulación; si hay una baja cantidad de esta sustancia, aumentan las posibilidades de un mayor sangrado durante el embarazo. Esta vitamina se encuentra fácilmente en hojas verdes, melón, coliflor, ejotes, panes integrales y pastas.

A continuación, te presentamos los cambios que ocurren durante el tercer trimestre semana a semana.

Para leer, da click en cada semana.

Semana 28

Semana 29

Semana 30

Semana 31

Semana 32

Semana 33

Semana 34

Semana 35

Semana 36

Semana 37

Semana 38

Semana 39

tercer trimestre

Nacimiento

parto

¡ Felicidades !

Parto

Si planeas quedar embarazada o conoces a alguien que desea tener un bebé, te invitamos a que compartas la información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de la pantalla para compartir esta valiosa información.

Shares
Sobre MujerBien.com

MujerBien.com es un portal informativo creado por el Dr. Heriberto Lizaola Díaz de León para mantener informada a la comunidad acerca de las enfermedades, los tratamientos y la prevención de naturaleza ginecológica, obstétrica y de urología femenina.

En ningún caso ha de considerarse a MujerBien.com como una fuente final de información y la consulta del sitio en ningún caso suple una revisión formal por un médico especialista; por esta situación, tanto el portan como el Dr. Lizaola no se hacen responsables del uso que se le dé a la información aquí publicada.

Aviso de Privacidad

MujerBien.com y el Dr. Heriberto Lizaola Díaz de León, con domicilio en Antonio Aguilar 155, Consultorio 720, Col. Burócratas del Estado, San Luis Potosí, México, pueden utilizar sus datos personales aquí recabados para ofertarle y garantizar un servicio adecuado.

Para mayor información acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad completo haciendo click aquí.

Contáctenos

(444) 2 100 100

info@mujerbien.com

Torre de Especialidades
Hospital Ángeles Centro Médico del Potosí
Séptimo Piso, Consultorio 720
Antonio Aguilar 155
Colonia Burócratas del Estado
CP 78200
San Luis Potosí, SLP, México

¡Síguenos en nuestras redes sociales!